Los Museos Vaticanos, una visita esencial

En 1929 se firma el tratado de Letrán que ratifica la creación del Estado de la Ciudad del Vaticano. En su interior se encuentran los Museos Vaticanos uno de los conjuntos más ricos del mundo por sus colecciones. Reunidas por los papas durante siglos, abarcan desde el mundo antiguo hasta el arte moderno.

Los Museos Vaticanos, una visita esencial

En el arranque del siglo XVI, y a partir de las colecciones del Papa Julio II, se instalan en el Patio del Belvedere las imponentes esculturas que hoy se exponen en el Patio Octogonal del Museo Pío Clementino. A partir de ese momento las colecciones se fueron ampliando, se expusieron en las grandes estancias renacentistas vaticanas. Finalmente se han ido ampliando con nuevos edificios, que culminan con la construcción en 1932 del edificio de Beltrami que acoge la Pinacoteca junto al Palacio de los Museos. Los museos integran, entre otros, los edificios de la Capilla Sixtina, la Capilla del Beato Angélico, las Estancias y Logia de Rafael y los Apartamentos Borgia. De forma sucinta comentamos a continuación los conjuntos más famosos.

1. Museo Pío - Clementino: creado por los papas Clemente XIV y Pío VI reúne las mejores esculturas griegas del Vaticano como el Apoxiomeno (copia romana en mármol del bronce de Lisipo), el Apolo del Belvedere (copia romana en mármol del bronce de Leojares) y el grupo en mármol del Laocoonte y sus hijos (copia del bronce de Hagesandros, Athanadoros y Polydoros) encontrado en el Esquilino. Todas ellas están situadas en el Patio Octogonal. También forman parte de este museo la Sala de los Animales, la Galería de las Estatuas (con copias romanas del Apolo Sauroktonos de Praxíteles), la Sala de los Bustos, el Gabinete de las Máscaras (con la Venus Cnidia copia romana de la obra de Praxíteles), la Sala de las Musas (con el Torso del Belvedere original griego de Apolonio), la Sala Redonda y la Sala de Cruz Griega. Desde este edificio se puede ver la escalera helicoidal de Bramante (cuyo diseño permitía subir a caballo).

2. Galería de mapas cartográficos: realizados al fresco entre 1580 y 1585 refleja las regiones italianas y las posesiones del papa Gregorio XIII en ese momento.

3. La Pinacoteca: está formada por 16 salas en las que se exponen pinturas comprendidas desde los primitivos, Giotto (Tríptico Stefaneschi), Fra Angélico (Tríptico de la Madona con el Niño, Santo Domingo y Santa Catalina), Melozzo da Forli (los Ángeles Músicos), Perugino (La Virgen con el Niño y cuatro santos), Rafael (Coronación de la Virgen, Madona de Foligno, la Transfiguración), Leonardo (San Jerónimo), Tiziano (Madona de San Nicolás de los Frari), Vasari (Lapidación de San Esteban), Caravaggio (Descendimiento de la Cruz), Van Dyck y Poussin entre otros.

4. Museo Gregoriano Egipcio: Gregorio XVI fundó este museo en 1839 y recoge piezas procedentes de la Roma imperial enriquecido con compras posteriores. Son de gran interés las esculturas de basalto negro procedentes de la Villa Adriana de Tívoli de inspiración egipcia así como los sarcófagos de los siglos III y II a.C.

5. Museo Gregoriano Etrusco: se exponen objetos procedentes de la edad de hierro etrusca así como terracotas arquitectónicas y objetos de orfebrería etrusca entre los que destacan dos coronas funerarias de oro, una de hojas de laurel y la otra de hojas de encina. Son de gran interés las colecciones de joyas encontradas en la tumba Regolini-Galassi. 

6. Estancias de Rafael: se trata de cuatro logias pintadas por Rafael Sanzio en los apartamentos del papa Julio II. Se denominan Estancia de Constantino (terminada por sus discípulos), Estancia de Heliodoro, Estancia del Sello (donde se encuentra el famoso fresco de La escuela de Atenas) y Estancia del Incendio de Borgo, que estuvo dedicada a las reuniones del más alto tribunal de la Santa Sede.

7. Capilla Nicolina: junto a las Estancias de Rafael, en la zona más antigua del conjunto, se encuentra esta capilla pintada al fresco por Fra Angélico (primera mitad del siglo XV) sobre la vida de San Esteban y San Lorenzo. En el techo están representados los cuatro Evangelistas.

8. Capilla Sixtina: encargada inicialmente por el papa Sixto VI de la Rovere a pintores destacados de la época como Perugino, Botticelli, Ghirlandaio, su sobrino el papa Julio II decidió cambiar la decoración y encargó a Miguel Ángel en 1508 la decoración de la bóveda y de los lunetos con la historia del Génesis. La capilla se inauguró en 1512 con una misa solemne. Imprescindible visitarla muy temprano para evitar las multitudes que apenas dejan espacio para disfrutarla y comprenderla.

9. Las bodas Aldobrandinas: regalo de un banquero a Pío VII en 1818,  esta obra no se instaló en la sala actual hasta veinte años después. Se trata de un fresco romano de tiempos de Augusto que se encontró en el Esquilino a principios del siglo XVII. Por su valor arqueológico se consideró la pintura romana más importante hasta el descubrimiento de las de Pompeya.

El acceso a los museos está en la Plaza del Risorgimento y conviene comprar anticipadamente las entradas para asegurar la visita sin problemas. Se pueden comprar siguiendo este vínculo.







 

Comparte este artículo