El Museo Calouste Gulbenkian es una de las joyas de Lisboa

El Museo Calouste Gulbenkian de Lisboa se creó en el seno de la Fundación del mismo nombre con los fondos de la colección personal de ese coleccionista de arte, hombre de negocios y filántropo. Además se diseñó una colección de arte moderno que en la actualidad se considera la más completa del arte portugués contemporáneo.

El Museo Calouste Gulbenkian es una de las joyas de Lisboa

Las últimas voluntades de Calouste Sarkis Gulbenkian dieron lugar a esta importante Fundación a su muerte en 1955. El Sr. Gulbenkian, de origen armenio y nacido en la actual Turquía (en ese momento Imperio Otomano) aunque pronto adoptó la ciudadanía británica, fue un ingeniero dedicado a la explotación del petróleo de Oriente Medio. Gracias a su fortuna fue reuniendo una excepcional colección de objetos de arte. En un principio esta gran colección particular se instaló en su palacio parisino de la avenida Iena, que ahora es la sede del Centro Cultural Calouste Gulbenkian. En 1936 cedió algunos cuadros a la National Gallery de Londres y varias piezas egipcias al Museo Británico. Aunque la colección está formada por unas 6.000 piezas, sólo unas mil se exponen en la actualidad.

Se puede visitar siguiendo dos itinerarios. En el primero destacan las antigüedades mesopotámicas, egipcias (básicamente de procedencia funeraria), persas, armenias y clásicas grecorromanas. Son muy interesantes las piezas islámicas orientales con singulares ejemplos de tejidos. Entre las piezas de lejano oriente se exhibe un importante biombo de coromandel.

El segundo itinerario conduce a través de las artes industriales europeas, especialmente a partir del siglo XVIII y con importante incidencia en el mobiliario, las obras de Lalique y las artes del libro con bellísimos libros miniados. Destacan los cuadros y esculturas de las escuelas de Flandes, Francia, Inglaterra e Italia y las piezas de joyería, sin olvidar los grandes nombres de todos los tiempos como Rubens, Rembrandt, Ghirlandaio, van Dyck, Renoir, Corot, Degas, Monet y tantos otros cuyas obras expuestas merece la pena conocer.

La colección de arte moderno se divide en varias secciones: periodo anterior a 1910, obras realizadas durante la primera república portuguesa, la dictadura militar y el Estado Novo, periodo posterior a 1974 y el nuevo milenio (a partir del 2000). Esta colección es riquísima y da una brillante idea de las tendencias del siglo XX y el desarrollo actual del arte portugués.

Es importante mencionar, aunque sea brevemente, el esfuerzo que la Fundación Gulbenkian dedica a la música.

Se puede planificar la visita y comprar las entradas anticipadamente en este vínculo.




 

Comparte este artículo