La Torre Eiffel, insignia de París

Creada como un elemento efímero de ingeniería innovadora para la Exposición Universal de París de 1889, la torre Eiffel sobrevivió para convertirse en el símbolo más famoso de París. 

La Torre Eiffel, insignia de París

Desde sus 324 metros de altura, incluida su antena, la Torre Eiffel es la construcción más alta de París y durante más de cuatro décadas fue el edificio más alto del mundo. Desde la torre se domina un panorama magnífico de toda la ciudad; algo que uno no debería perderse. Además existen restaurantes y tiendas al servicio de los visitantes. Quienes deseen comer o cenar en alguno de los restaurantes de la torre conviene que reserven anticipadamente.

Aunque diseñado por varios ingenieros, fue Gustave Eiffel quien afrontó su construcción en enero de 1887 para terminarla en tiempo récord el 31 de marzo de 1889. Se buscaba un elemento destacado para la Exposición Universal que conmemoraba el centenario de la Revolución Francesa y esta construcción se consideró un alarde técnico. Se proyectó en el Campo de Marte sobre un cuadrado de 125 metros de lado, tres alturas cimentadas sobre hormigón y 18.000 piezas ensambladas. Su construcción no fue bien recibida en todos los sectores parisinos y sufrió crudas críticas por parte de importantes representantes de las artes y la literatura. Sin embargo, el éxito popular fue incontestable, la obra se viene considerando incontestable desde entonces y ha sido inmortalizada en numerosas pinturas, piezas musicales y películas.

A partir de septiembre de 2017 se ha comenzado una campaña de modernización del edificio con vistas a los Juegos Olímpicos de 2024 y a la Exposición Universal de 2025 y se extenderán hasta 2030. Se instalará una barrera de protección más armoniosa con el monumento y se acondicionará el segundo piso para mayor comodidad de los visitantes.

Resulta aconsejable comprar las entradas de acceso al monumento con antelación para evitar largas esperas. Este es el vínculo oficial para la compra de entradas.

Es el monumento más visitado del mundo entre los que cobran entrada.


 

Comparte este artículo